Egiptología: ciudad perdida Egipto


Egiptología: La “ciudad de oro” perdida de Egipto


jueves, 6 de enero de 2022

Zahi Hawass, el conocido egiptólogo, realizo uno de los descubrimientos más importantes desde la tumba de Tutankamón. En este artículo le contamos todo lo que debe saber acerca de la ciudad perdida de Luxor.



Hallando lo perdido 

El egiptólogo Zahi Hawass descubrio lo que se conoció como la “ciudad dorada perdida” de Egipto, la cual se encuentra cerca de Luxor. La antigua ciudad fue encontrada cerca de conocidos monumentos egipcios y fue calificada como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes desde la tumba de Tutankamón.

La ciudad tiene 3.000 años de antigüedad y se había perdido entre las arenas de Egipto. Sin embargo, el dato más importante respecto a la ciudad de oro es que es la ciudad más grande de la antigüedad que se ha descubierto en Egipto.

Conocida como Aten; esta fue desenterrada en septiembre de 2020, poco después de empezar la excavación. La cual reveló una gran cantidad de valiosos hallazgos arqueológicos, como joyas, cerámica de colores, amuletos de escarabajos y ladrillos de barro con sellos de Amenhotep III

La historia de la ciudad de oro

La ciudad de Aten, data del reinado de Amenhotep III, uno de los faraones más poderosos de Egipto, que gobernó desde 1391 hasta 1353 a.C durante una era de riqueza, poder y lujo extraordinarios. 

En los años finales de Amenhotep III, se cree que habría reinado brevemente junto a su hijo, Akenatón.

Unos años después de la muerte de su padre, Akenatón, que gobernó entre el 1353 y el 1336, rompió con todo lo que había defendido el difunto faraón. Durante su reinado de 17 años, puso patas arriba la cultura egipcia, abandonando todo el panteón egipcio tradicional salvo una divinidad, el dios sol Atón. Además, se retiró de la ciudad de su padre.

El faraón Akenatón trasladó su sede real de Tebas, a una ciudad completamente nueva llamada Aketatón (actual Amarna) ubicada al norte y supervisó una revolución artística que transformó brevemente el rígido y uniforme arte egipcio en obras animadas y detalladas. 

Sin embargo, tras su muerte, la mayoría de los restos del gobernante fueron destruidos. Empezando por su hijo, el niño rey Tutankamón, la capital de Akenatón, su arte, su religión e incluso su nombre fueron rechazados y borrados sistemáticamente de la historia. 

La ciudad de Aten parece haber sido reutilizada por Tutankamón, que abandonó a Akenatón durante su reinado, pero fundó una nueva capital en Menfis. El faraón Ay, que más tarde heredó el trono cuando se casó con la viuda de Tut, también parece haberla utilizado. En el yacimiento, cuatro capas diferentes de asentamientos muestran las épocas de uso, llegando hasta la era bizantina copta del tercer al séptimo siglo d.C.

Después, quedó abandonada bajo la arena hasta su reciente descubrimiento.

¿La puerta a nuevos descubrimientos?

Con la aparición de la ciudad de oro, la cual se encuentra casi intacta, se cree que se podrían realizar nuevos descubrimientos sobre la vida de los antiguos egipcios, ya que se obtendría una mirada sobre como era la vida durante los momentos más prósperos del imperio. 
 
Se cree que esto será posible debido a que las estructuras están llenas de objetos cotidianos, muchos de los cuales están relacionados con la producción artística e industrial que sustentaba la capital del faraón. Hay casas donde habrían vivido los obreros, una panadería y una cocina, objetos relacionados con la producción de vidrio y metal, edificios que parecen estar vinculados a la administración e incluso un cementerio lleno de tumbas excavadas en la piedra.


Si usted es una persona que le intrigan e interesan los secretos que hay por descubrir de las antiguas poblaciones de egipto; entonces, ¡No lo piense más, estudiar el Máster en Egiptología es el camino a seguir!

¿Por qué estudiar el Máster en Egiptología?

Para aquellos apasionados por el antiguo Egipto, cuyo deseo es dedicarse profesionalmente a los estudios de estas poblaciones, el Máster en Egiptología es ideal.

El objetivo de este máster es que aquellos que decidan estudias sobre el antiguo Egipto se conviertan en futuros egiptólogos profesionales. Para ello, el máster le brinda al alumno todos los contenidos que necesita aprender para formarse con todas las competencias y  herramientas necesarias; las cuales luego les permitan trabajar como egiptólogos, tanto en el ámbito académico y de la investigación ( continuidad con el doctorado), como en el ámbito museístico, en el del trabajo de campo en Egipto o en otras actividades profesionales (turismo cultural, mundo editorial, gestión cultural y del patrimonio, enseñanza; entre otras.

El Máster en Egiptología tiene una misión de trasfondo. Los estudiantes no van sólo a aprender acerca de artefactos antiguos y tumbas faraónicas; sino que también se trata de aprender sobre personas que han contribuido y ayudado a hacer la civilización egipcia la forma en que es hoy. 

El papel de egiptologo es muy importante para el mundo en general. Hay estudiosos de todo el mundo que exploran este papel al máximo y tratar de obtener toda la información de edificios, tumbas, templos, ruinas y artefactos que puedan encontrar.

¿Dónde estudiar el Máster en Egiptología?

Si actualmente reside en España, la Universitat Autónoma de Barcelona ofrece la oportunidad de estudiar con ellos el Máster en Egiptología de manera presencial con los mejores profesionales del área. 

El máster tiene una duración total de dos años y se le brinda una titulación una vez finalizado el estudio.

Si le gustaría conocer más acerca de este máster o alguna de las otras ofertas académicas que tiene, puede completar el formulario de esta página con sus datos personales para obtener más información. ¡No deje pasar más el tiempo y comience a estudiar lo que le apasiona?




Solicita Información al Instante



Al solicitar informes autorizo a estudiaradistancia.com.es, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a cualquiera de las universidades y programas existentes en el territorio español.